martes, 18 de agosto de 2015

Si el fútbol es un arte, entonces soy un artista

George Best

"Si yo hubiera nacido feo, ustedes no habrían oido hablar de Pelé". Ésta afirmación tan contundente fué una de las que nos dejó para la posteridad el gran George Best. Golfo, mujeriego y excelente jugador (según dicen quienes le vieron, nunca le vi jugar salvo algún resumen de Youtube). El "Quinto Beatle" fue de esos jugadores que destacaban más por sus asuntos extradeportivos que por su juego. El tipo la pasó bien, se divirtió un montón e hizo lo que quería siempre que pudo. Al final tanta fiesta le pasó factura. Tras jugar en Manchester United, Fulham y Los Angeles Aztecs, entre otros, falleció en en 2005 con tan solo 59 años por culpa de la bebida. "No mueran como yo" dijo antes de dejarnos. Georgie, con lo bien que te lo pasaste, será difícil hacerte caso.