jueves, 2 de marzo de 2017

Born in the USA

Clint Dempsey
Soy un loco del fútbol. Por eso existe este blog y por eso no paro de dibujar y dibujar todo lo que le rodea. Me apasiona. Me encanta. El fútbol, dicen, es el deporte rey pero no en todo el mundo. Hay deportes que a los futboleros nos suenan a chino mandarín pero que tienen más deportistas y audiencia de lo que nunca podríamos imaginar. Sirva como ejemplo el fútbol australiano en su país de origen, el tenis de mesa en China o el esquí en Suiza. ¿Y en Estados Unidos, que pasa allí? Allí todos sabemos que el pastel de los deportes se reparte entre el fútbol americano, el baloncesto y el béisbol. Pero poco a poco el fútbol (el soccer, que le llaman por aquellas tierras) va ganando terreno. Quien sabe si por la influencia de la población latina, por la novedad o simplemente por moda, el caso es que poco a poco el fútbol en EEUU da mucho de que hablar.
Tuvo, hace años, una etapa dorada con jugadores míticos en las filas de los equipos de la desaparecida North American Soccer League que existió entre 1968 y 1984. Por allí pasaron estrellas como Johan Cruyff, George Best, Pelé o Beckenbauer. Diversos motivos, sobre todo económicos, llevaron a su desaparición. Parecía que el sueño se esfumaba para siempre.
Pero en los años 90 el fútbol en los EEUU tuvo otro momento de auge con la organización del Mundial de 1994. Parecía que el soccer volvía con fuerza y de hecho se creó una nueva liga, la Major League Soccer, que era un requisito impuesto por la FIFA para organizar el evento (aunque comenzó en 1996). 
Poco a poco la selección yankee se iba haciendo más y más fuerte porque ya no solo se encomendaban a estrellas europeas o latinoamericanas sino que se preocupaban por formar a jóvenes talentos del país. 
Pese a todo muchos futbolistas foráneos han pasado por sus filas como una forma de reforzar la liga y aportar talento y cartel a sus equipos: David Villa, David Beckham o Andrea Pirlo son alguno de los que han pasado últimamente por allí. 
Pero también hay talento local. Recuerdo de niño ver a tipos como Alexi Lalas o Tony Meola a un altísimo nivel y sorprendiendo a más de uno que no daba un céntimo por ellos. Y actualmente han tomado el relevo jugadores como Chris Wondolowski, Landon Donovan o el que ilustra el artículo, el tejano Clint Dempsey.
Por todo esto y por lo que está por venir, confío en que EEUU va a aportar mucho y de gran calidad al mundo del fútbol. In soccer we trust.

Ilustración basada en una fotografía del futbolista. Hecha a lápiz en tamaño A3, escaneada y trabajada en Adobe Illustrator. Los trazos de las líneas y el sombreado los retoqué con la aplicación para darles un toque más realista. El coloreado también lo hice con Adobe Illustrator. Las letras del balón las coloqué para darle un toque humorístico a la ilustración.