lunes, 12 de octubre de 2015

Queremos un hijo tuyo

Miguel Angel Angulo
Para mi él fue uno de los mejores jugadores que tuvo el Valencia en su momento. El tipo te jugaba de lateral derecho, media punta y delantero y lo hacía bien. 43 goles llegó a marcar con el equipo Ché. Como se suele decir en el mundo futbolero: "Cumplía". Y tanto que lo hacía que un buen día el Arsenal (si, si, el de Londres, el bueno, no lo confunda con el de Sarandí) vino a por él. Imagine, Highbury lleno de chicas londinenses suspirando por el Adonis asturiano. Como locas esperando a que Angulo hiciera alguna de las suyas para arrojarle sus sujetadores y bragas.
Por desgracia, esto solo ocurrió en sus sueños, porque el bueno de Miguel Angel se rajó a último momento (llegó a pasar la revisión médica en Londres) y juró fidelidad al Valencia, aunque al final de su carrera paseó unos meses por el Sporting de Lisboa.
Como mancha en su trayectoria deportiva, la temporada en la sombra que tuvo que pasar apartado del equipo (junto a Albelda y Cañizares) por decisión del entonces entrenador Ronald Koeman.
Si, el tipo era feo como la concha de su madre, pero de estos jugadores, en mi equipo, quiero siempre uno. Garra, lucha, entrega y coraje en cada partido. Te queremos, Miguel Ángel.