jueves, 28 de abril de 2016

Sos el primer trabajador...

Mario Balotelli
Esta semana se celebra el Día Internacional de los Trabajadores. Cada primero de mayo, desde hace ya muchos años, miles de trabajadores reivindicamos nuestros, hoy en día, deteriorados derechos laborales. Una fecha simbólica que nos recuerda lo mucho que nos costó tener jornadas de 8 horas, vacaciones pagadas o el derecho a huelga, entre otros derechos.
No olvidemos que el futbolista, aunque a veces no lo parezca, es un trabajador más. No digo como tú y como yo porque en muchas ocasiones no lo es. Como bien dijo Juan Mata hace poco en una entrevista, el futbolista "cobra una burrada". Y ya no es tanto lo que cobra sino la vida que lleva gracias a lo que cobra (hay un refrán en Argentina que dice que la culpa no es del chancho sino del que le da de comer). Un claro ejemplo de esto que digo es Mario Balotelli. De origen humilde y adoptado por una familia italiana, éste muchacho de físico portentoso, además de jugar al fútbol (y no cobrar poco por ello), es casi más conocido por sus juergas y correrías fuera del rectángulo de juego. Además de aventuras con actrices porno, incendiar su casa, pelearse con compañeros y no entrenar porque "no le hace falta", llegó a decir que estaba al mismo nivel que Messi. Eso menos jugar, porque en los últimos equipos en donde ha estado han acabado muy pronto hartos de él.
Todo un ejemplo de trabajador como la copa de un pino. Como dice la marcha peronista, "¡¡¡...Sos el primer trabajador!!!".