jueves, 21 de abril de 2016

Un jugador muy perro

El Perro, de Juego de Tronos, se pasa al fútbol
A (casi) todos los amantes del fútbol nos enamora el "jogo bonito". ¿Quien no ha disfrutado viendo hacer magia a, por ejemplo, Ronaldinho, Xavi, Maradona o Messi? Son aquellos jugadores por los que uno paga la entrada con muchísimo gusto. La magia del fútbol. ¡Que bonito! Pero para que estos jugadores puedan lucirse en el campo, alguien debe hacer el trabajo sucio. Y alguien debe anular la magia de estos jugadores (sobre todo si juegan contra tu equipo, claro). Por eso, y coincidiendo con el estreno de la nueva temporada de "Juego de Tronos", hoy quiero hacer un homenaje al "perro", al jugador correoso pero necesario. Al malo de la película. Es el jugador que no solo no se lleva ningún mérito deportivo sino que es al que le llueven todos palos, sobre todo de la prensa. Es el duro. Carboni, Gatusso, Pepe, Ballesteros oVinnie Jones eran duros pero necesarios en cualquier equipo. Por lo menos en el mío. Si, yo quiero magos en mi equipo, pero también quiero un jugador "perro". O varios.