jueves, 13 de octubre de 2016

La soledad del portero

Ernesto Mena

Siempre me he sentido identificado con los porteros de fútbol. Además, siempre que jugaba de niño me pedía ser portero. Aún recuerdo unos guantes Reusch de Nery Pumpido que me regalaron y que utilizaba como talismán en mis partidos. Me gustaba ser portero y creo que se me daba bien porque incluso me elegían para serlo. Cuando alguna vez intenté ser otra cosa en el campo me ganaba los abucheos de compañeros y adversarios. 
Los porteros son tipos vulnerables que se juegan ser héroes o villanos en cuestión de segundos. Un delantero falla un gol y muy clara tenía que ser la ocasión para que se le recrimine. En cambio el portero es frágil, es el último obstáculo antes del gol. Una estirada tarde, un despeje de puños a donde no tocaba o comerse un amago del delantero y el portero es crucificado. Es así y nadie puede negar eso. Como tampoco puede negarse que un penalty parado o una estirada a mano cambiada ante el misil que va directo a la portería puede elevarle a los altares del deporte rey. 
Además, una de las cosas que me gustan de los porteros es que suelen jugar hasta muy mayores. No es raro ver porteros que pasan los 40 años y siguen dando guerra bajo los palos. Como Ernesto Mena, un portero del ascenso argentino (las categorías inferiores) que recuerdo ver en las páginas de la desaparecida revista "Súper Fútbol", una antigua publicación mensual de Argentina. Con mi hermano siempre nos reímos al recordar esas páginas, porque el cronista decía de él algo así como "tiene 40 años y un gran futuro por delante". Desconozco que fue del portero, pero el gran futuro no fue jugar en un grande, por lo que pude saber. 
Así es la soledad del portero.
HerrRalf.es



Este dibujo está hecho íntegramente con tinta y rotuladores. Como viene siendo habitual, realizo el dibujo a lápiz y lo entinto para luego borrar los restos de lápiz. Para colorear utilicé rotuladores Letraset Promarker y Kuretake Zig. Una vez hecho lo escaneé y retoqué los colores con Adobe Photoshop para realzarlos.