viernes, 29 de enero de 2016

Uh ah, Cantona, uhah Cantona!

Eric Cantona

Esta semana (en concreto el pasado lunes 25 de enero) se cumplen 21 años de una de las patadas más famosas del fútbol mundial. Lo curioso es que ningún balón intervino en ella. Ese día, el Manchester United jugaba contra el Crystal Palace y, por vueltas de la vida, Eric Cantona estaba en la cancha. El francés era un crack dentro (y personalmente también pienso que fuera) del rectángulo de juego pero tenía, y tiene, su temperamento. Siempre he pensado que para ser futbolista profesional, además de técnica y físico, necesitas cabeza y sangre fría. Imagínate a miles de hinchas metiéndose contigo, acordándose de tu madre y tu intentando centrarte en jugar bien al fútbol, que es lo tuyo. Pues ese día, a Eric se le calentó la sangre y explotó. Un hincha pagó los platos rotos. Matthew Simmons le dijo de todo al futbolista mientras se marchaba expulsado por una fea acción y reaccionó no solo de una muy mala manera sino que inesperada. Una patada con los tacos por delante fueron a parar al "hooligan". No estoy justificando este tipo de acciones pero hay que pensar que el tipo que está jugando al fútbol es de carne y hueso. Y si además es Cantona puede pasar de todo. Uh ah, Cantona, uhah Cantona!!!