jueves, 6 de julio de 2017

Independence Day

Alexi Lalas
Estamos en una semana muy importante para los Estados Unidos, primera potencia mundial en muchos campos pero, de momento, no en el fútbol. El día 4 de julio se celebra el Día de la Independencia y es día de festejos y celebraciones en todo el país. Hasta los residentes en el extranjero encuentran hueco en sus agendas para celebrarlo. La industria del cine ya se ha encargado de grabar a fuego en nuestras mentes el mencionado día. Es por ello que hoy hacemos un repaso al estado del fútbol en el país norteamericano. 
Para hacerlo con alguien reconocido a nivel mundial (por lo menos entre los futboleros), he decidido ilustrar al genial Alexi Lalas. El de Michigan mamó el fútbol de pequeñito, influido quizás por su padre (griego), lo cual no le impidió probar con otros deportes. Lalas tiene talento también para el hockey. Como muchos otros niños, Alexi comenzó a dar patadas al balón de manera mas o menos formal en su colegio. Tuvo una carrera juvenil un tanto informal, ya que la Major League Soccer fue fundada a raíz del Mundial '94 y anteriormente el fútbol, pese a haber existido años antes otra liga profesional, era algo minoritario y más bien amateur. 
El caso es que Lalas consiguió ser parte de la selección anfitriona de la mano de Bora Milutinovic para ese Mundial. Fue uno de los mejores jugadores del equipo, lo que le valió una breve aventura por el fútbol europeo (Padova) y latinoamericano (Emelec). Tras ese paréntesis en su carrera, era de esperar que la nueva MLS contase con él para reforzar su imagen y Alexi pasó por las filas de varios equipos locales hasta retirarse en 2003. 
Como anécdota, destaca el hecho de que pese a llegar a ser futbolista gracias a jugar en su universidad (algo muy habitual en deportistas profesionales en los EEUU), Lalas no acabó su carrera, que había comenzado en 1988, hasta...¡2013! El paréntesis para formar parte del equipo nacional y desarrollar su carrera profesional duró 25 años. 
En la actualidad, el pelirrojo continúa analizando partidos para diversos medios de comunicación y no pierde comba con la música, ya que es un gran aficionado al rock. Incluso tuvo una banda durante su juventud.

La ilustración de Lalas es un montaje basado en una fotografía encontrada en la red. Está hecha a lápiz y tinta, escaneada y trabajada con Adobe Illustrator. La pose de santo es para darle el toque místico a la figura del futbolista.